Noticias, consejos e historias interesantes

Le compartimos todo tipo de artículos relacionados con traducción como noticias, hechos interesantes e incluso consejos para clientes.

Escrito por Javier Arizpe

agosto 11, 2020

Por qué elegir traducciones de bajo costo puede salir caro

 

Si has decidido traducir contenidos relacionados con tu empresa debes tener en cuenta que una traducción de bajo costo no siempre será la mejor opción. Para ganar hay que invertir y la mejor forma de conseguir el beneficio deseado es eligiendo servicios de traducción profesionales.

Con esto no estoy diciendo que los servicios más costosos son siempre los mejores (porque hay bastantes estafadores en internet), pero recuerda que el proceso de traducción no solo implica trasladar textos de un idioma a otro, también comprende las fases de preparación, de edición y de revisión, las cuales están incluidas en el precio final que ofrece la empresa, de manera que si observas que un proveedor de servicios te indica un precio muy por debajo del promedio, quiere decir que se está saltando alguna de estas etapas.

Para comprender mejor esto te recomiendo leer el artículo sobre las 5 cosas que no sabías sobre el proceso de traducción, mientras tanto vamos a seguir en nuestro tema.

¿Por qué las empresas eligen traducciones de bajo costo?

Cuando las empresas solicitan la traducción de los productos o servicios que ofrecen, por lo general, desean que con su inversión puedan obtener un beneficio a cambio; pero todo depende de la calidad del trabajo realizado.

Lamentablemente algunas personas caen en el error de ahorrar en costes para su empresa a fin de obtener mayores beneficios. No obstante, cuando se trata de traducciones puede resultar justamente lo contrario. Una mala traducción, por muy económica que sea, puede dañar la imagen corporativa de tu empresa y perjudicar tus ventas. Y al final solo terminarías gastando más dinero solicitando una nueva traducción.

 

Las malas prácticas de las empresas no profesionales

Una de las acciones más comunes que pueden traer como resultado una mala traducción es la utilización de traductores automáticos, los cuales no ofrecen los mejores resultados.

Sin embargo, estos programas son de fácil manejo y por supuesto son más rápidos, de manera que la empresa no requiere muchas horas de trabajo para entregar el documento final. Así que con ello pueden ofrecerte un trabajo más económico en menor tiempo, sin una revisión final donde puedan corregir los errores del traductor automático.

Otro error común es ofrecer un número de palabras imposible de traducir (con buena calidad) por día, por eso si ves alguna oferta que luzca demasiado perfecta para ser real no dudes en rechazarla e ir con proveedores de servicios profesionales y traductores que posean certificación en el área.

Otra estrategia que pueden emplear las empresas de bajo costo es repartir un proyecto largo a varios traductores para cumplir con el plazo de tiempo o incluso hacerlo más rápido. El problema es que cada traductor tiene su propio estilo y suele suceder que la terminología y la forma de escritura de las partes traducidas resultan diferentes.

Entonces cuando los lectores finales se encuentran ante el documento completo, se confunden al leer tantos términos distintos, porque un concepto repetido a lo largo del documento ha sido traducido de maneras diferentes, de acuerdo al estilo del traductor.

 

Qué hace una empresa profesional

Un traductor profesional no solo traslada textos a otro idioma, también entiende que un mensaje está condicionado por varios aspectos, que una palabra puede variar de acuerdo al contexto y que se debe conocer un poco de la cultura a la que va dirigida el mensaje, para poder trasmitirlo de manera eficaz.

Para una empresa de servicios o traductor profesional la cultura de origen y la cultura de llegada son muy importantes. Igualmente, se preocupan por conocer al cliente y hacia quién va dirigido el texto, porque no se puede emplear el mismo vocabulario para médicos o abogados, niños o adultos, cada grupo es diferente y un traductor profesional sabe adaptar su lenguaje para llegar al público deseado.

Por otra parte, sabemos que la terminología empleada en cada tema puede ser muy concreta e invariable si estamos traduciendo uno o varios documentos para el mismo cliente. Por consiguiente, se utilizan herramientas de traducción y de control de calidad de las bases terminológicas, a fin de unificar la terminología.

 

Piensa en lo que realmente quieres obtener

Sé sincero contigo mismo y piensa si realmente consideras que el precio que estás pagando es el justo para obtener una traducción de buena calidad. Todos hemos escuchado alguna vez la frase que dice: “Lo barato sale caro”, y estamos de acuerdo en que la mayoría de las veces es muy certera.

Si de verdad quieres obtener un trabajo de buena calidad, debes invertir bien. Y si aún tienes dudas sobre cómo contratar a una empresa o traductor, te recomiendo que leas estos 7 consejos antes de contratar a un proveedor de servicios de traducción.

 

También le podría gustar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *