US: +1 (812) 269-1011 | MX: +52 (55) 4040-8102 | CR: +506 6029-6789 coord@traduality.com

Noticias, consejos e historias interesantes

Le compartimos todo tipo de artículos relacionados con traducción como noticias, hechos interesantes e incluso consejos para clientes.

Escrito por Montserrat González

Montserrat is a professional translator who likes to read and write fictional stories. There's nothing she enjoys more than spending time with her friends and family.

abril 8, 2020

Cómo distinguir a un traductor profesional

Si estás a punto de solicitar servicios de traducción por primera vez, es probable que tengas muchas dudas acerca de cómo elegir a un buen traductor que cumpla con tus expectativas y te brinde las soluciones lingüísticas que necesitas. Por el contrario, si ya has solicitado servicios de traducción en previas ocasiones, no vendría mal asegurarse de que tus inversiones han valido la pena. Por lo tanto, en esta ocasión te presentamos las características que distinguen a un buen traductor ya que te serán útiles la próxima vez que decidas solicitar servicios de traducción o subtitulaje. Para saber más al respecto, te recomendamos leer estos 7 consejos esenciales al momento de contratar servicios de traducción.

 

Excelente ortografía y redacción

Para comenzar, hablemos de la presentación de tus documentos. Es indispensable que tu traducción esté libre de errores ortográficos ya que puede haber consecuencias menores como un texto que se ve mal o no profesional. Por otro lado, puede haber consecuencias que pueden llegar a ser un verdadero dolor de cabeza. En el siguiente ejemplo, puedes ver cómo una simple coma puede cambiar por completo el significado de una oración.

«No me interesa hablar con usted».

«No, me interesa hablar con usted».

En la primera oración, el hablante no quiere tener ninguna conversación con la persona a la que se está dirigiendo. Por el contrario, en la segunda oración, el hablante sí quiere conversar con la persona a la que se está dirigiendo.

 

Formación profesional en traducción

Además de tomar muy en serio la ortografía, los traductores profesionales sabemos que ese documento oficial que necesitas debe ser impecable, que ese manual con información detallada debe ser claro y que ese videojuego debe cautivar a mucha gente. Asimismo, sabemos que para poder brindar un buen servicio, necesitamos preparación. Si bien una carrera profesional proporciona las bases, estar en constante formación nos permite desarrollar nuestras habilidades y ofrecerte el mejor servicio posible. Por lo tanto, te recomendamos que conozcas su formación profesional en el área de la traducción, ya sean cursos, talleres o diplomados.

 

Comprenden muy bien la cultura y los idiomas con los que trabajan

Traducir es más que solo intercambiar unas palabras por otras. Hay aspectos del idioma que están sujetos a la cultura y que son difíciles de explicar a los hablantes de otros idiomas. Un traductor profesional comprende perfectamente que, por ejemplo, mientras que en español “llueve a cántaros”, en inglés llueven “perros y gatos”. Puedes ver la importancia de conocer las diferencias entre idiomas y culturas en el artículo que escribimos sobre 5 marcas que tuvieron problemas con su nombre en distintos países.

 

No son expertos en todo

Mientras haya información de interés para personas que no hablen el idioma en el que está escrita, se necesitarán traductores. Es por eso que en el mundo de la traducción hay muchísimos campos de trabajo. Sin embargo, es imposible que un traductor posea todo el conocimiento del mundo para poder dedicarse a traducir a muchos idiomas y sobre muchos temas distintos a la vez. Así como un médico necesita años de preparación para tener los conocimientos y herramientas necesarios para realizar su labor, también un traductor precisa de años de estudio para desenvolverse en su profesión. Es por ello que un traductor que ofrece muchas combinaciones de idiomas y diversos campos de trabajo, o bien es un superhumano, o no podrá cumplir con lo que ofrece.

 

Plazos de entrega y tarifas razonables

Las traducciones de calidad pasan por distintas etapas desde la cotización hasta el momento de entrega. Traducir un texto implica investigar terminología y revisar el texto traducido para que recibas un proyecto sin errores. Y claro, todo este proceso toma tiempo. Es imposible que una traducción de 10 000 palabras esté lista de un día para otro y además sea de alta calidad.

También es importante recalcar que detrás de una buena traducción hay años de estudio y de especialización, además del tiempo que se le dedicó a tu proyecto para que recibas un trabajo impecable. Si un traductor te promete traducir un gran volumen de información dentro de un plazo muy corto y no solo eso, sino que además a cambio de una remuneración muy baja, piénsalo dos veces antes de contratar sus servicios, pues es muy posible que el resultado final no sea muy fiable.

 

Relación entre el cliente y el traductor

Por último, si ya contrataste un servicio y el traductor te hace preguntas sobre el texto que está traduciendo, ¡qué bendición! Eso significa que quiere brindarte el mejor servicio posible y la colaboración mutua puede ser la gran diferencia entre una mala o buena traducción.

Si tu traductor o agencia cumple con estas características, ten por seguro que la calidad de tus traducciones será impecable y tu inversión habrá valido la pena.

También le podría gustar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.